A+ A A-

Nuestro patrimonio histórico: acequias, pozos, torretas… e impulso de la agricultura almeriense

El lunes 20 de febrero los alumnos de la Escuela Familiar Agraria Campomar asistieron a unas importantes charlas formativas/informativas. Comenzamos con la presentación de las especies urbanas beneficiosas que se tratan en el proyecto ‘Echa a volar en Roquetas de Mar’ y que tienen que ver mucho con temas agrícolas.

Alumnos de la Escuela Agraria Campomar

Alumnado de la Escuela Agraria Campomar que participa en el proyecto.

En el modelo intensivo de agricultura actual bajo plásticos se conocen muy bien los beneficios que aportan ciertas especies de insectos en lo que se llama lucha integrada (control de plagas mediante insectos depredadores), sin embargo, hay otros grupos faunísticos que también ayudan tanto en el control de plagas como en la polinización de las plantas y no solo dentro de los invernaderos. Nos referimos concretamente a ciertas aves insectívoras (avión, golondrina y vencejo común), murciélagos y polinizadores silvestres (abejas y avispas solitarias) que además, conviven en los núcleos urbanos y sus poblaciones están descendiendo drásticamente debido a diversos problemas. Uno de ellos es la falta de lugares donde nidificar o refugiarse. De este modo, se explicaron las necesidades y características de los nidos y refugios para que en siguientes sesiones puedan comenzar los talleres de construcción de dichos nidos y refugios.

Uno de nuestros objetivos principales que algunas de las infraestructuras urbanas existentes se conviertan en infraestructuras verdes, mediante la instalación de refugios para especies locales beneficiosas, y las casetas/torretas de los antiguos motores de los pozos son un enclave ideal para ello. Estas casetas/torretas son las antiguas edificaciones asociadas a los pozos que dieron agua a la zona, permitiendo la puesta en riego de los campos y que actualmente se encuentran, en muchos casos, en desuso.

Torreta

"La Molina de Soria", una de las torretas de los motores con forma circular (antiguo molino), actualmente en desuso y abandonado.

Gracias a la instalación de estos pozos a partir de los años cincuenta se pudo colonizar el Poniente almeriense y posteriormente impulsar la agricultura intensiva bajo plástico, que ha dado lugar al llamado “milagro de la agricultura almeriense”. El terreno fue repartido a partes iguales entre las familias que colonizaron la zona, por lo que el beneficio económico se quedaba en el entorno familiar, lo que generó mucha riqueza entre estos pequeños empresarios. A día de hoy, el sector agrícola almeriense es uno de los más importantes de Europa y uno de los más avanzados en cuestiones de lucha integrada. A pesar de lo reciente de su historia, las casetas/torretas han caído en el olvido y la ciudadanía del entorno no sabe lo que son, ni lo que significaron para sus antepasados. De hecho, muchas de las casetas/torretas que fueron destruidas para construir edificios.

Charla sobre el proyecto echa a volar

Francisco Javier Martínez Rodríguez explicando a los alumnos la historia del Poniente almeriense.

La contextualización de estas construcciones destinadas a la extracción de las aguas subterráneas en la historia hidráulica del Poniente fue realizada por Francisco Javier Martínez Rodríguez, ingeniero civil experto en temas hidráulicos e investigador del Doctorado en Ciencias Económicas, Empresariales y Jurídicas de la Universidad de Almería. Con una ponencia muy amena, cargada de imágenes antiguas, fue relatando la historia hidráulica del Poniente almeriense y explicando en paralelo los distintos avances tecnológicos que fueron siendo introducidos durante el siglo XX para la obtención y extracción del agua subterránea. De toda esta información y otra que encuentren en la bibliografía, los alumnos elaborarán paneles informativos sobre la existencia e importancia histórica de las casetas/torretas que tal vez vuelvan a usarse, pero en este caso como ejemplo de infraestructuras verdes.

Charla

Los alumnos se mostraron participativos e interesados en la charla.

Las charlas celebradas ponen de manifiesto la unión de dos aspectos claves para el proyecto ‘Echa a volar en Roquetas de Mar’, por un lado la conservación y sensibilización hacia especies urbanas beneficiosas (aspecto ecológico) y por otro lado, dar a conocer a la ciudadanía su patrimonio histórico en parte olvidado (aspecto histórico/cultural).

Esta apasionante iniciativa se encuentra incluida en ‘[Andalucía] mejor con Ciencia’, el programa de la Fundación Descubre destinado a involucrar a comunidades para que trabajen en resolver un problema local con fundamentos científicos, cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología, FECYT.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

También se habla de...

Hay 45 invitados y ningún miembro en línea