La medusa "huevo frito" (Cotylorhiza tuberculata), así denominada por su aspecto, vive en el Mediterráneo.

Es, junto con Rhizostoma pulmo, una de las medusas más grandes que podemos encontrar en Almería, alcanzando de media entre los 20 y los 40 cm de diámetro. A pesar de su tamaño y su impresionante aspecto, no es peligrosa para las personas, pues sus tentáculos son cortos y su carga tóxica baja, provocando en la piel una irritación mucho más leve que otras especies de medusas, como Pelagia noctiluca.

Su color varía del amarillo rojizo al verdoso, en función de la cantidad de algas simbióticas que tenga. Vive en mar abierto a varios metros de profundidad, pero se acerca a las costas a finales de verano y en el otoño para reproducirse. Con frecuencia va acompañada de alevines de varias especies de peces (jureles, salemas y bogas) inmunes a su veneno que buscan protección frente a los depredadores entre sus tentáculos.

En el verano y otoño de 2022 numerosos ejemplares de esta medusa han llegado a las costas de Almería, llamando la atención y provocando cierta alarma entre los turistas debido a su tamaño y a su vistoso aspecto.

En este vídeo se pueden ver dos ejemplares avistados en Cabo de Gata el 9 de septiembre de 2022, el segundo ya un poco deteriorado aunque todavía vivo, y el primero en todo su esplendor.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube para ver más vídeos sobre la biodiversidad almeriense y nuestras actividades.

Comparte esta página en Facebook, en Twitter o en Whatsapp (desde móvil) y nos estarás ayudando a aumentar la visibilidad de nuestra asociación y lo que hacemos:

WhatsApp

No hay ideas en “La medusa huevo frito en las costas de Almería”

Deje su comentario

En respuesta a Some User