A+ A A-

El cangrejo azul llega a Cabo de Gata

El cangrejo azul americano (Callinectes sapidus) es un cangrejo nativo de los estuarios y aguas costeras de la costa occidental del océano Atlántico, desde Nueva Escocia en Canadá hasta Argentina. En las últimas décadas sin embargo ha colonizado aguas japonesas y europeas.

Cangrejo azul en Cabo de Gata, Almería

Cangrejo azul americano (Callinectes sapidus) fotografiado en Rambla Morales, Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería). Foto: © JC.

En 1948 es detectado en el Mediterráneo oriental. En España es detectado por primera vez en 2012 en el Delta del Ebro. Dos años después aparece en la Albufera de Valencia y en la desembocadura del río Segura. Desde entonces su expansión en las costas mediterráneas españolas ha sido imparable.

En Almería los primeros avistamientos se producen en Vera en el verano de 2017.

Ahora, varios colaboradores de SERBAL nos envían fotos advirtiendo de la presencia de gran número de cangrejos azules americanos en "el Charco" de Rambla Morales, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Cangrejo azul en Cabo de Gata, Almería

Cangrejo azul americano (Callinectes sapidus) fotografiado en Rambla Morales, Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería). Foto: © SERBAL.

Cangrejo azul en Cabo de Gata, Almería

Cangrejo azul americano (Callinectes sapidus) fotografiado en Rambla Morales, Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería). Foto: © SERBAL.

Se trata de un cangrejo que puede alcanzar los 23 cm y que se alimenta de bivalvos, pequeños peces, invertebrados, restos de plantas, etc... y que debido a su tamaño, fuerza y agresividad, tiene pocos depredadores naturales cuando es adulto.

Existe un debate acerca de si debería ser incluido en el catálogo de especies exóticas invasoras. Esta especie es apta para el consumo humano (sapidus significa sabroso) y en muchos países tiene un alto valor comercial. Actualmente en nuestro país su pesca no está del todo regulada. Su inclusión en el catalogo de especies exóticas invasoras impediría su explotación comercial, que a su vez sería una forma de controlar el crecimiento de sus poblaciones. Por otra parte, el permitir su pesca podría favorecer su expansión, pues se correría la tentación de introducir la especie intencionadamente en más lugares, para luego comercializarla.

Por todo lo expuesto, nosotros pensamos que debería considerarse como especie exótica invasora y realizarse campañas para su erradicación, si bien es cierto que parece imparable.

Actualización: Nos comentan algunos lectores que el año pasado se vieron cangrejos azules también en las salinas de Cabo de Gata y en Punta Entinas-Sabinar, y este año en Costacabana, por lo que la especie podría haber colonizado ya otras zonas a lo largo de nuestras costas.

Escribir un comentario


Hay 63 invitados y ningún miembro en línea